Y os lo hará saber

octubre 12, 2012

 

“El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

Hoy terminare con la corta serie de tres mensajes sobre la obra del Espíritu Santo. ¿Que haríamos sin el Espíritu Santo? ¿Cómo sería nuestra vida? ¿Qué cosas hace el Espíritu Santo que a veces no nos damos cuenta que el está obrando? ¿Qué ejercicios espirituales son guiados por el Espíritu Santo? ¿Cómo puedo ver su obra obrando en mí? ¿Cómo me doy cuenta que tengo al Espíritu Santo y como puedo recibir más de él?

El me glorificará

Algunos han escuchado sobre el fluir del Espíritu Santo, es la dirección activa del Espíritu Santo en nuestra vida. Cuando comencé a entender el fluir o el mover del Espíritu en mi vida comencé a depender más de él. Por ejemplo antes me preocupaba por el tema que iba a predicar, me preocupaba por la dirección de la alabanza, me preocupaba por dar un consejo cuando alguien me pedía un consejo u oración. Ahora conforme estoy mas consiente del fluir y del mover de Dios en mi vida, mas dependo de él y ahora no me preocupo por saber o preparar lo que yo creo que debe ser. Ahora me ocupo de escuchar de él y si no estoy seguro mejor digo yo creo estar escuchando de Dios.

Esto funciona de la siguiente manera, ya sea que ministres o simplemente cuando buscas dirección para tu vida. Comienzas por llenarte de su palabra, orando y alabando su nombre, tu ser se va llenando del Espíritu Santo. Entonces ya sea que estes ministrando u orando entonces el Espíritu Santo se hace más presente o más real a tu vida. Un simple versículo de la biblia cobrará vida en ese momento. Tal vez un versículo que has leído muchas veces ahora lo entenderás de una dimensión diferente. No necesitas correr o apresurarte a entender, debes aprender a disfrutar de la presencia de Dios.

“El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

Cuando glorificas a Dios se abre la puerta para que experimentes su presencia, cuando te concentras en glorificar y dar gracias a Dios por todo, entonces comienzas a experimentar la presencia y el gozo de bendecir su nombre. Ahora comenzaras a experimentar el fruto del Espíritu, sabrás que es él porque no hay nada externo que pueda llenarte de gozo y de Shalom (paz), de todos sus beneficios.

Esto a su vez calla tu alma de toda preocupación y ansiedad. Ahora estas experimentando a Dios en tu espíritu, tu espíritu se puede comunicar perfectamente con el Espíritu Santo de Dios. La puerta se ha abierto y comenzaras a escuchar la voz de Dios hablando a tu corazón.

 

Porque tomará de lo mío

Si es necesario usa música cristiana que te lleve a la presencia de Dios o simplemente que te ministre. Dios usa los cantos ungido para hablarte y llenarte de él. Hay momentos en que esos cantos se llenan de la gloria de Dios y podrás experimentar la unción o frescura de Dios.

Si hablas en lenguas comienza a meterte a la oración en lenguas o comienza a adorar en lenguas. Es impresionante como Dios responde a nuestras oraciones y a nuestra adoración. En medio de esa alabanza vas a experimentar como Dios te habla y se dirige a ti. Cambiando tus pensamientos y aun tus emociones.

Si muchas veces nuestras emociones han sido dañadas o hemos sido lastimados. Pero el Espíritu de Dios trae sanidad a nuestras almas o emociones.

Y os lo hará saber

Dios no se queda callado mas sin embargo su lenguaje no se limita al lenguaje hablado. En algunas veces usara tu boca y dirás: ¿porque estoy orando esto? Algunas veces usara tu mente y veras visiones, a veces sencillas y otra un poco mas complejas. Dios no tiene limite asi es que su manifestación puede ser de muchas manera

  

Honramos al Espíritu Santo que nos ayuda a glorificar a Jesucristo y nos da a conocer los tiempos y su verdad.

 Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este ministerio.

Cualquier comentario es bienvenido.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

“SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO”

¿DESEAS RECIBIR ESTOS MENSAJES POR TU CORREO? SUBSCRIBETE YA!

Subscribe to Blog Cristiano de Abdiel Salas by Email

Blog Cristiano de Abdiel Salas

↑ Grab this Headline Animator

Su amor es suficiente

octubre 12, 2012

 

Que quiere decir Dios cuando dice:

 

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 RVA60

 

Otra versión dice:

 

“Pero el Señor me ha dicho: «Mi amor es todo lo que necesitas; pues mi poder se muestra plenamente en la debilidad.» Así que prefiero gloriarme de ser débil, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 DHH

 

El vacio en todos nosotros:

 

Todos tenemos un vacio que necesitamos llenar, es decir para sentirnos completos necesitamos complementarlo con algo más en nuestra vida. Ese vacío se presenta de muchas maneras, mayormente por las cosas que traen una satisfacción aunque sea temporal. Esa satisfacción muchas veces es demasiado temporal y pasajera aunque dure varios años no nos satisface del todo. Aun la palabra misma, el conocimiento, las riquezas, las posesiones, las amistades, una persona, un sueño, la religión, etc. Dios en su diseño nos hizo con esa falta, con esa necesidad que debemos  satisfacer. Pareciera que Dios nos dejara probar tantas cosas en la vida para demostrarnos que es realmente a él a quien andamos buscando.

 

“Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos (dirección), sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día”. Deuteronomio 8:11-18

 

Dios sabe que en el corazón del hombre hay una tendencia a separarnos de él, a remplazarlo con algo que no es él. Ya sea con conocimiento, sea placer, sea posesiones, sea dinero, sean religiones, sean creencias. Dios sin embargo el quiere ocupar ese vacío de nuestro corazón.  Dios en su misericordia y amor le dio a la gente de Israel en el desierto una ley que cumplir, mas sin embargo el orgullo puede cambiar el sentido de las cosas. La ley o instrucción estaba destinada a que el hombre reflexionara sobre su condición delante de Dios, pero más que una ley era un conjunto de instrucciones para que le fuera bien al pueblo. Dios a través de esta ley nos dio parámetros para llegar a él, es decir el destino que llevaba la ley era encontrarlo él. Esta ley sin embargo no era perfecta para no depende de ella sino de Dios el dador de la ley (instrucción). Aunque la ley es santa, no reemplaza a Dios mismo. Estos parámetros o mandamientos por provenir de parte de Dios son santos y son especiales, nos acercan a Dios. Moisés solo llegó a los límites de tierra prometida con la ley (instrucción) como queriendo decir que estaba incompleta porque faltaba Cristo. Pero aun así todas las cosas que hagamos no son suficientes para llenar ese vacío del corazón del hombre. Esta porción de Deuteronomio dice que Dios trajo al hombre por el desierto para humillarlos, para probar que había en el corazón. (Esta verdad se cumple en nuestras vidas). Humillar quiere decir reconocer y en ningún momento es despreciar al hombre sino que reconozca quien es Dios.

 

El vacio es el desierto en el corazón:

 

El desierto significa el caminar en Dios para llenar una necesidad, esa búsqueda nos lleva a probar muchas cosas. En el desierto la gente se hizo de Dioses y se fabricó objetos de adoración (el hombre queriendo llenar ese vacío). En el desierto Dios te quiere enseñar que nada de lo que hagas podrá darte lo que Dios te puede dar. Dios le dio la ley a su pueblo mas sin embargo la ley no los metió a la tierra prometida. La ley fue dada inmediatamente después de salir de Egipto. Así que la ley los acompañó por sus cuarenta años en el desierto pero la ley no los metió a la tierra prometida. Sin embargo, Dios determinó el tiempo y la razón para entrar a la tierra prometida. Fue Dios y fue cuando él decidió esta es otra lección de vida.

 

Las pruebas del desierto nos hacen reconocer que no depende de nosotros y por más que intentemos de poner nuestra vida en nuestras propias manos nunca alcanzaremos a merecer la salvación o las bendiciones de Dios. Las pruebas del desierto son para evitar que podamos poseer la verdad de Dios con orgullo. El desierto es la preparación de Dios en tu vida para prepárate para poseer la tierra. Dios quiere evitar que creas que tu esfuerzo lo logro. Siempre habrá una debilidad que te lo recuerde que sin Dios no eres nadie. ¿Estas listo para recibir mas bendición?  Gózate porque después del desierto hay una bendición grande de parte de Dios una vez que dejas que tu orgullo muera.

 

“En el desierto la gente disfruto del maná, pero en el nuevo testamento Jesus enseñó con verdadero pan.”

 

Todas las ilustraciones de Jesús fueron con verdadero pan. Y ya para cumplir su propósito en la cruz, dijo yo soy el verdadero pan que descendió del cielo. Ese maná del desierto anunciaba el verdadero pan. Tomad comed este es mi cuerpo, soy yo el que cada mañana Dios declaraba en el desierto desde los cielos que iba a descender.

 

¡Cada mañana Dios mostró su misericordia anunciando el verdadero pan!.

 

En el desierto Dios te habla sin que le entiendas porque tu corazón esta endurecido todavía. Tú puedes ver el maná pero no alcanzas a entender la gran misericordia de Dios, el verdadero pan del cielo Jesucristo. Tú has decidido seguir tu camino pero él no te ha abandonado. En el desierto el provee del agua de la roca. Ese manantial que temporalmente quita la sed y Dios no te abandona para no desahuciarte. Jesus es la verdadera agua recuerdas lo que él dijo: “él tenga sed que venga a mí y beba”. “Yo le daré del agua de vida”.

 

 

 

Nada podrá saciar tu ser solo Jesús:

 

Nada podrá saciar tu ser, Dios en su infinito amor y misericordia permitirá que pruebes todo hasta darte cuenta que mas que necesitar una religión, riquezas, posesiones, placeres, conocimiento… más que todo eso, lo necesitas a él. ¡Su amor es suficiente!. Su amor es lo único que puede satisfacer tu corazón.

 

Entraras a la tierra prometida cuando te des cuenta que no hay nada que tengas para gloriarte, no hay nada que poseas para llevarte a la bendición. Es él, él es la bendición, a pesar de tu vacio y tu necesidad, él es el único que llenará ese vacío constante, se llama Jesucristo.

 

Moisés representa más que un personaje en la biblia es una etapa de tu vida y de la mía. Es la etapa que todos debemos cruzar, esa etapa representa lo que yo nunca lograre por mis esfuerzos. La ley no se dio dentro de la tierra prometida, se dio afuera de la tierra prometida. Dios nunca dijo la ley te meterá dentro de la tierra prometida, pero sí dijo: ‘’yo te meteré dentro de la tierra”.

 

Hay áreas de tu vida deben ser conquistadas, son áreas que no han sido doblegadas a Dios, tal vez hay cosas que han querido reemplazar a Dios. Tú lo sabes, nadie más lo sabe. ¿Entras a la tierra por la promesa o por cumplir los mandamientos?. Dios determinó un tiempo para meter a su pueblo a la tierra prometida (40 años), pero no fue el cumplimiento de la ley, en todo caso entró el que quiso entrar. Los que no quisieron se quedaron afuera porque les pareció mejor (Dos tribus y media). Es decir continuaron con su soberbia. Imagínate cuarenta años esperando conquistar la tierra prometida y algunos prefirieron quedarse afuera.

 

Dios nos lleva a los límites y nos muestra la tierra prometida, pero el Moisés que llevamos dentro no nos dejará entrar. ¡Ese Moisés debe morir!. Moisés si cumplió con la ley ¿Pero porque Dios no permitió que Moisés entrará a poseer la tierra?. Porque Dios nos estaba dando una lección de vida. Recuerda Moisés representa una etapa de tu vida y la mía.

 

Moisés a pesar de ser espiritual y seguir a Dios con humildad y mansedumbre ma que nadie en la tierra, Moisés representaba todo aquello que nos lleva a depender de nosotros mismos, esa característica siempre acompañó a Moisés. Ni su humildad y mansedumbre lo metieron a la tierra prometida porque en la tierra prometida no puede entrar el orgullo. Por eso Moisés se fatigó, por eso padeció, por eso regresó al desierto después de cuarenta años. Moisés vivió en total ochenta años de su vida en el desierto. Moisés es la figura que Dios uso para darnos esta lección de vida. Después también Dios escogió a todo un pueblo para enseñarnos estos principios.

 

Josué fue una persona que se distinguió por creerle a Dios. Todos conocemos su atrevimiento, estuvo a punto de ser apedreado por creerle a Dios. Aguantó cuarenta años sabiendo lo que Dios era capaz de hacer por obedecerle. Si bien Moisés es un gran ejemplo para nuestra vida para bien, Josué lo fue para enseñarnos a depender de las fuerzas de Dios desde un inicio. Josué entró a conquistar la tierra prometida, las primeras murallas que debieron caer cayeron por el poder de Dios y no la sabiduría de Josué. No cayeron por cumplir la ley, cayeron por obedecer a Dios. Cayeron por depender de Dios completamente.

 

Pasaron cuarenta años para que la gente de Israel se diera cuenta que solo con rodear las murallas durante siete días y al séptimo día siete veces, y al gritar fuerte las murallas caerían. ¡Las murallas de su mente y de su corazón también cayeron ese día!.

 

Bástate mi gracia…

 

Bástate mi gracia significa que su amor es suficiente, su gracia es suficiente, su misericordia es suficiente, su perdón, el es suficiente para mí y para cada uno. ¡En el estamos completos! Esta es la tierra prometida.

 

Escríbeme si estas recibiendo bendición.

Bendiciones.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

!Miserable de mí!

octubre 12, 2012

!!Miserable de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo
de muerte? Romanos 7:24

¿Alguna vez te has sentido miserable? ¿Alguna vez te has sentido
indigno de la presencia de Dios? ¿Cómo puede un hijo de
Dios sentirse miserable y bendecido al mismo tiempo? ¿Habrá hijos
de Dios mentirosos, adúlteros, ladrones, fornicarios, infieles,
desobedientes, tramposos? ¿Podemos vencer la vida pecaminosa en
la carne? ¿Funciona la palabra de Dios cuando dice que nos ha
hecho libres?

Muchas verdades están escritas en la palabra pero sobretodo la
gran pregunta es ¿Cómo debemos pensar los hijos de Dios?. Si bien
nadie puede negar la lucha feroz con nuestros mismos miembros en
nuestro cuerpo, sabemos que Dios no desecha nada de nosotros.
¿Cómo funciona la palabra de Dios en eses momentos?

“Porque según el hombre interior, me deleito en la
ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela
contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del
pecado que está en mis miembros. !!Miserable de mí! ¿quién me
librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios, por
Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a
la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado. Romanos
7:22-24

La ley del
pecado y de la muerte me separa de Dios:

Esta ley funciona en nuestros miembros, este es el hombre carnal
del que habla Pablo. Cuando domina nuestro hombre carnal, domina
la ley del pecado y de la muerte. Esta ley llega a dominar
completamente nuestro ser que no nos damos cuenta que vivimos en
condenación y vivimos en culpabilidad. Al mismo tiempo nuestro
hombre carnal nos engaña haciéndonos creer que debemos trabajar
para agradar a Dios y “perfeccionar” nuestra manera de vivir.

Esta es la ley de la iniquidad la que nos culpa después de pecar
y nos mantiene condenados. Esta ley esta apegada a nuestros
miembros. Esta ley me dice que debo trabajar y esforzarme por
lograr la santidad algo que nunca lograre por medio de esta
mentalidad.

Esta mentalidad de condenación y culpabilidad hace que mis
miembros se debiliten por depender de la carne cien por ciento.
Es decir la carne nunca lograra vencer la carne. La biblia dice
que nunca podrá.

“Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el
ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de
la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley
de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven
según la carne no pueden agradar a Dios”. Romanos
8:6-8

Esta ley es un ciclo interminable de culpabilidad y condenación.
La ley del pecado y de la muerte nos hace sentir miserables. Dios
así lo designo.

La ley
del espíritu de vida restaura mi relación con
Dios:

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que
están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino
conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu
de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de
la muerte. Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto
era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de
carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la
carne”. Romanos 8:1-3

Recuerda que nuestro hombre carnal nos engaña pensando que
debemos trabajar mucho para merecer la bendición de Dios.
Mientras nuestro hombre carnal domina nuestros pensamientos,
pensamos que algún día llegaremos a ser aptos por medio de
esfuerzos humanos para poder acercarnos a Dios. Entonces vemos
como miles de cristianos carnales se enfocan en hacer algo para
Dios para merecer la bendición de Dios.

Ahora bien las verdades espirituales se aceptan por fe, vemos que
la ley del Espíritu de Vida en Cristo Jesus se activa creyendo
por fe la obra de Cristo. Esta verdad es una verdadera conquista
en nuestro corazón ya que mientras domine nuestro hombre carnal
regresaremos a la lucha carnal de condenación y muerte.

La ley del Espíritu de vida es la única capaz de vencer estos
pensamientos de muerte, de condenación y culpa. Esta ley se
activa creyendo lo que Cristo hizo por nosotros por medio de su
muerte.

Dios está preparando una nueva generación de guerreros
espirituales, que no creen más en la condenación y el espíritu de
muerte. Es espíritu de muerte solo domina sobre la carne. El
hombre espiritual no se deja dominar por el espíritu de muerte.
El espíritu de condenación y muerte solo opera con el hombre
carnal, la única manera de dañar al hombre carnal es a través del
pensamiento carnal basado en la ley. Así el hombre espiritual
vive por la fe basada en la obra de Jesus:

Bajo ninguna condenación, justificado por la fe, hecho una vez
apto y para siempre, santificado y purificado para siempre, en
paz con Dios, deleitándose en la ley de la vida en Cristo Jesus,
agradeciendo a Dios y sirviendo a Dios.

El pecado no tiene poder sobre el hombre espiritual.

¡Camina en libertad y en gozo sirviendo al Señor!.

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este
ministerio.

Cualquier comentario es bienvenido.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

“SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO”

¿DESEAS RECIBIR ESTOS MENSAJES POR TU CORREO? SUBSCRIBETE
YA!

Enter your email address / Envianos tu correo electronico:

Delivered by FeedBurner

 “El me glorificara”

octubre 9, 2012

“El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

Doy gracias a Dios en este día voy a iniciar una corta serie de tres mensajes sobre la obra del Espíritu Santo. ¿Que haríamos sin el Espíritu Santo? ¿Cómo sería nuestra vida? ¿Qué cosas hace el Espíritu Santo que a veces no nos damos cuenta que el está obrando? ¿Qué ejercicios espirituales son guiados por el Espíritu Santo? ¿Cómo puedo ver su obra obrando en mí? ¿Cómo me doy cuenta que tengo al Espíritu Santo y como puedo recibir más de él?

En este viaje te vas a sorprender de como el Espíritu Santo ha estado activo en tu vida aun cuando muchas veces no lo sabías. Muchas cosas pensabas que eran de tu imaginación pero son de Dios. Otras veces has ignorado sus intervenciones en tu vida por desconocer su manera de operar. Quiera Dios que en este escrito encuentres respuestas a muchas inquietudes y avances en tu relación con Dios a través de la ayuda del Espíritu Santo.

 

El hombre tiene espíritu desde que Dios sopló aliento de vida, espíritu en el original es viento o soplo. El Espíritu Santo también es un soplo o viento, solo que se escribe con mayúscula. Soplo o aliento es un sinónimo del nombre del Espíritu Santo. El Espíritu Santo a través de la biblia recibe varios nombres que no voy a incluirlos todos pero algunos son, Aliento de Vida, Espíritu de Cristo, Espíritu de Dios, Espíritu de Vida o simplemente Espíritu con mayúscula.

“El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

El me glorificará:

Glorificar a Dios o a Jesucristo su hijo quiere decir darle honra, reconocer sus maravillas y su poder. El Espíritu Santo en nosotros nos ayuda a glorificar a Dios, a Jesucristo, es importante saber que nosotros mismos somos incapaces de entender a Dios. Pero Dios a través de su Espíritu Santo nos ayuda a entenderlo y a glorificarlo.

Se ha hablado mucho de los dones y las evidencias del Espíritu Santo, pero nada de eso es una prueba fehaciente del mover y del poder del Espíritu Santo en nuestra vida. La única forma fehaciente de la presencia del Espíritu Santo es el glorificar a Dios. Nadie que no tenga al Espíritu Santo puede glorificar a Dios.

Creo firmemente en las manifestaciones y dones del Espíritu Santo, son tan reales y tan maravillosas, pero todas ellas más que una manifestación nos debe guiar a glorificar o darle la honra a Dios.        

La distancia más corta entre Dios y el hombre:

La mejor manera y la más corta entre Dios y el hombre o mujer, es glorificarle. Es decir mediante la adoración cerramos una brecha que nos mantiene alejados de Dios. En todos los anos que tengo de servir y conocer al Señor no he visto una persona que tenga más influencia del Espíritu sin que tenga una vida de adoración efectiva.

Una vida de oración nos lleva a una vida de adoración. Aun Jesus en la oración modelo del Padre Nuestro nos enseñó a glorificar a Dio antes que a nada.

“Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”. Lucas 11:2

 

Cuando nos disponemos a orar es importante ponernos en las manos del Espíritu Santo, para glorificar a Dios y para saber cómo debemos orar. Esta manera de orar es la que más nos acerca a Dios. Aun cuando damos gracias a Dios es porque reconocemos su favor y su misericordia. La gratitud es una manera de glorificar y honrar a Dios. Esta manera de honrar a Dios por pedio de la gratitud nos abre una puerta inmensa a su presencia y a su fluir.

Reconoced que Jehová es Dios;
El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;
Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.

 Entrad por sus puertas con acción de gracias,
Por sus atrios con alabanza;
Alabadle, bendecid su nombre.

Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia,
Y su verdad por todas las generaciones. Salmo 100:3-5

Aun en medio de las dificultades el Espíritu nos ayuda a glorificar a Dios. Aun en medio de los problemas más el Espíritu nos ayuda a glorificar a Dios y no ayuda a recibir de Dios.

Porque tomará de lo mío…

Recibe de parte de Dios su amor y bendición, prueba esta manera de presentarte a Dios y pide la ayuda del Espíritu Santo. Veras grandes cambios en tu vida, principalmente en tu vida de oración y en tu adoración, Dios traerá bendición y vida.  

 

Honramos al Espíritu Santo que nos ayuda a glorificar a Jesucristo.

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este ministerio.

Cualquier comentario es bienvenido o si quire recibir por correo estos mensajes indiqueme en su correo para recibir la subscripcion gratis .

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

“SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO”

¿DESEAS RECIBIR ESTOS MENSAJES POR TU CORREO? SUBSCRIBETE YA!

Enter your email address / Envianos tu correo electronico:

Delivered by FeedBurner

 “El me glorificara”

octubre 9, 2012

 

“El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

 

Doy gracias a Dios en este día voy a iniciar una corta serie de tres mensajes sobre la obra del Espíritu Santo. ¿Que haríamos sin el Espíritu Santo? ¿Cómo sería nuestra vida? ¿Qué cosas hace el Espíritu Santo que a veces no nos damos cuenta que el está obrando? ¿Qué ejercicios espirituales son guiados por el Espíritu Santo? ¿Cómo puedo ver su obra obrando en mí? ¿Cómo me doy cuenta que tengo al Espíritu Santo y como puedo recibir más de él?

 

En este viaje te vas a sorprender de como el Espíritu Santo ha estado activo en tu vida aun cuando muchas veces no lo sabías. Muchas cosas pensabas que eran de tu imaginación pero son de Dios. Otras veces has ignorado sus intervenciones en tu vida por desconocer su manera de operar. Quiera Dios que en este escrito encuentres respuestas a muchas inquietudes y avances en tu relación con Dios a través de la ayuda del Espíritu Santo.

 

El hombre tiene espíritu desde que Dios sopló aliento de vida, espíritu en el original es viento o soplo. El Espíritu Santo también es un soplo o viento, solo que se escribe con mayúscula. Soplo o aliento es un sinónimo del nombre del Espíritu Santo. El Espíritu Santo a través de la biblia recibe varios nombres que no voy a incluirlos todos pero algunos son, Aliento de Vida, Espíritu de Cristo, Espíritu de Dios, Espíritu de Vida o simplemente Espíritu con mayúscula.

 

“El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”. Juan 16:14

 

El me glorificará:

 

Glorificar a Dios o a Jesucristo su hijo quiere decir darle honra, reconocer sus maravillas y su poder. El Espíritu Santo en nosotros nos ayuda a glorificar a Dios, a Jesucristo, es importante saber que nosotros mismos somos incapaces de entender a Dios. Pero Dios a través de su Espíritu Santo nos ayuda a entenderlo y a glorificarlo.

 

Se ha hablado mucho de los dones y las evidencias del Espíritu Santo, pero nada de eso es una prueba fehaciente del mover y del poder del Espíritu Santo en nuestra vida. La única forma fehaciente de la presencia del Espíritu Santo es el glorificar a Dios. Nadie que no tenga al Espíritu Santo puede glorificar a Dios.

Creo firmemente en las manifestaciones y dones del Espíritu Santo, son tan reales y tan maravillosas, pero todas ellas más que una manifestación nos debe guiar a glorificar o darle la honra a Dios.        

 

La distancia más corta entre Dios y el hombre:

 

La mejor manera y la más corta entre Dios y el hombre o mujer, es glorificarle. Es decir mediante la adoración cerramos una brecha que nos mantiene alejados de Dios. En todos los anos que tengo de servir y conocer al Señor no he visto una persona que tenga más influencia del Espíritu sin que tenga una vida de adoración efectiva.

Una vida de oración nos lleva a una vida de adoración. Aun Jesus en la oración modelo del Padre Nuestro nos enseñó a glorificar a Dio antes que a nada.

 

“Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre”. Lucas 11:2

 

Cuando nos disponemos a orar es importante ponernos en las manos del Espíritu Santo, para glorificar a Dios y para saber cómo debemos orar. Esta manera de orar es la que más nos acerca a Dios. Aun cuando damos gracias a Dios es porque reconocemos su favor y su misericordia. La gratitud es una manera de glorificar y honrar a Dios. Esta manera de honrar a Dios por pedio de la gratitud nos abre una puerta inmensa a su presencia y a su fluir.

 

Reconoced que Jehová es Dios;
El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;
Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.

 Entrad por sus puertas con acción de gracias,
Por sus atrios con alabanza;
Alabadle, bendecid su nombre.

Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia,
Y su verdad por todas las generaciones. Salmo 100:3-5

 

Aun en medio de las dificultades el Espíritu nos ayuda a glorificar a Dios. Aun en medio de los problemas más el Espíritu nos ayuda a glorificar a Dios y no ayuda a recibir de Dios.

 

Porque tomará de lo mío…

Recibe de parte de Dios su amor y bendición, prueba esta manera de presentarte a Dios y pide la ayuda del Espíritu Santo. Veras grandes cambios en tu vida, principalmente en tu vida de oración y en tu adoración, Dios traerá bendición y vida.  

 

Honramos al Espíritu Santo que nos ayuda a glorificar a Jesucristo.

 

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este ministerio.

Cualquier comentario es bienvenido o si quire recibir por correo estos mensajes indiqueme en su correo para recibir la subscripcion gratis .

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

 

“SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO”

¿DESEAS RECIBIR ESTOS MENSAJES POR TU CORREO? SUBSCRIBETE YA!

Enter your email address / Envianos tu correo electronico:

Delivered by FeedBurner

 

Su amor es suficiente

septiembre 4, 2012

Que quiere decir Dios cuando dice:

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 RVA60

Otra versión dice:

“Pero el Señor me ha dicho: «Mi amor es todo lo que necesitas; pues mi poder se muestra plenamente en la debilidad.» Así que prefiero gloriarme de ser débil, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 DHH

El vacio en todos nosotros:

Todos tenemos un vacio que necesitamos llenar, es decir para sentirnos completos necesitamos complementarlo con algo más en nuestra vida. Ese vacío se presenta de muchas maneras, mayormente por las cosas que traen una satisfacción aunque sea temporal. Esa satisfacción muchas veces es demasiado temporal y pasajera aunque dure varios años no nos satisface del todo. Aun la palabra misma, el conocimiento, las riquezas, las posesiones, las amistades, una persona, un sueño, la religión, etc. Dios en su diseño nos hizo con esa falta, con esa necesidad que debemos satisfacer. Pareciera que Dios nos dejara probar tantas cosas en la vida para demostrarnos que es realmente a él a quien andamos buscando.

“Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos (dirección), sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día”. Deuteronomio 8:11-18

Dios sabe que en el corazón del hombre hay una tendencia a separarnos de él, a remplazarlo con algo que no es él. Ya sea con conocimiento, sea placer, sea posesiones, sea dinero, sean religiones, sean creencias. Dios sin embargo el quiere ocupar ese vacío de nuestro corazón. Dios en su misericordia y amor le dio a la gente de Israel en el desierto una ley que cumplir, mas sin embargo el orgullo puede cambiar el sentido de las cosas. La ley o instrucción estaba destinada a que el hombre reflexionara sobre su condición delante de Dios, pero más que una ley era un conjunto de instrucciones para que le fuera bien al pueblo. Dios a través de esta ley nos dio parámetros para llegar a él, es decir el destino que llevaba la ley era encontrarlo él. Esta ley sin embargo no era perfecta para no depende de ella sino de Dios el dador de la ley (instrucción). Aunque la ley es santa, no reemplaza a Dios mismo. Estos parámetros o mandamientos por provenir de parte de Dios son santos y son especiales, nos acercan a Dios. Moisés solo llegó a los límites de tierra prometida con la ley (instrucción) como queriendo decir que estaba incompleta porque faltaba Cristo. Pero aun así todas las cosas que hagamos no son suficientes para llenar ese vacío del corazón del hombre. Esta porción de Deuteronomio dice que Dios trajo al hombre por el desierto para humillarlos, para probar que había en el corazón. (Esta verdad se cumple en nuestras vidas). Humillar quiere decir reconocer y en ningún momento es despreciar al hombre sino que reconozca quien es Dios.

El vacio es el desierto en el corazón:

El desierto significa el caminar en Dios para llenar una necesidad, esa búsqueda nos lleva a probar muchas cosas. En el desierto la gente se hizo de dioses y se fabricó objetos de adoración (el hombre queriendo llenar ese vacío). En el desierto Dios te quiere enseñar que nada de lo que hagas podrá darte lo que Dios te puede dar. Dios le dio la ley a su pueblo mas sin embargo la ley no los metió a la tierra prometida. La ley fue dada inmediatamente después de salir de Egipto. Así que la ley los acompañó por sus cuarenta años en el desierto pero la ley no los metió a la tierra prometida. Sin embargo, Dios determinó el tiempo y la razón para entrar a la tierra prometida. Fue Dios y fue cuando él decidió esta es otra lección de vida.

Las pruebas del desierto nos hacen reconocer que no depende de nosotros y por más que intentemos de poner nuestra vida en nuestras propias manos nunca alcanzaremos a merecer la salvación o las bendiciones de Dios. Las pruebas del desierto son para evitar que podamos poseer la verdad de Dios con orgullo. El desierto es la preparación de Dios en tu vida para prepárate para poseer la tierra. Dios quiere evitar que creas que tu esfuerzo lo logro. Siempre habrá una debilidad que te lo recuerde que sin Dios no eres nadie. ¿Estas listo para recibir mas bendición? Gózate porque después del desierto hay una bendición grande de parte de Dios una vez que dejas que tu orgullo muera.

“En el desierto la gente disfruto del maná, pero en el nuevo testamento Jesus enseñó con verdadero pan.”

Todas las ilustraciones de Jesús fueron con verdadero pan. Y ya para cumplir su propósito en la cruz, dijo yo soy el verdadero pan que descendió del cielo. Ese maná del desierto anunciaba el verdadero pan. Tomad comed este es mi cuerpo, soy yo el que cada mañana Dios declaraba en el desierto desde los cielos que iba a descender.

¡Cada mañana Dios mostró su misericordia anunciando el verdadero pan!.

En el desierto Dios te habla sin que le entiendas porque tu corazón esta endurecido todavía. Tú puedes ver el maná pero no alcanzas a entender la gran misericordia de Dios, el verdadero pan del cielo Jesucristo. Tú has decidido seguir tu camino pero él no te ha abandonado. En el desierto el provee del agua de la roca. Ese manantial que temporalmente quita la sed y Dios no te abandona para no desahuciarte. Jesus es la verdadera agua recuerdas lo que él dijo: “él tenga sed que venga a mí y beba”. “Yo le daré del agua de vida”.

Nada podrá saciar tu ser solo Jesús:

Nada podrá saciar tu ser, Dios en su infinito amor y misericordia permitirá que pruebes todo hasta darte cuenta que mas que necesitar una religión, riquezas, posesiones, placeres, conocimiento… más que todo eso, lo necesitas a él. ¡Su amor es suficiente!. Su amor es lo único que puede satisfacer tu corazón.

Entraras a la tierra prometida cuando te des cuenta que no hay nada que tengas para gloriarte, no hay nada que poseas para llevarte a la bendición. Es él, él es la bendición, a pesar de tu vacio y tu necesidad, él es el único que llenará ese vacío constante, se llama Jesucristo.

Moisés representa más que un personaje en la biblia es una etapa de tu vida y de la mía. Es la etapa que todos debemos cruzar, esa etapa representa lo que yo nunca lograre por mis esfuerzos. La ley no se dio dentro de la tierra prometida, se dio afuera de la tierra prometida. Dios nunca dijo la ley te meterá dentro de la tierra prometida, pero sí dijo: ‘’yo te meteré dentro de la tierra”.

Hay áreas de tu vida deben ser conquistadas, son áreas que no han sido doblegadas a Dios, tal vez hay cosas que han querido reemplazar a Dios. Tú lo sabes, nadie más lo sabe. ¿Entras a la tierra por la promesa o por cumplir los mandamientos?. Dios determinó un tiempo para meter a su pueblo a la tierra prometida (40 años), pero no fue el cumplimiento de la ley, en todo caso entró el que quiso entrar. Los que no quisieron se quedaron afuera porque les pareció mejor (Dos tribus y media). Es decir continuaron con su soberbia. Imagínate cuarenta años esperando conquistar la tierra prometida y algunos prefirieron quedarse afuera.

Dios nos lleva a los límites y nos muestra la tierra prometida, pero el Moisés que llevamos dentro no nos dejará entrar. ¡Ese Moisés debe morir!. Moisés si cumplió con la ley ¿Pero porque Dios no permitió que Moisés entrará a poseer la tierra?. Porque Dios nos estaba dando una lección de vida. Recuerda Moisés representa una etapa de tu vida y la mía.

Moisés a pesar de ser espiritual y seguir a Dios con humildad y mansedumbre mas que nadie en la tierra, Moisés representaba todo aquello que nos lleva a depender de nosotros mismos, esa característica siempre acompañó a Moisés. Ni su humildad y mansedumbre lo metieron a la tierra prometida porque en la tierra prometida no puede entrar el orgullo. Por eso Moisés se fatigó, por eso padeció, por eso regresó al desierto después de cuarenta años. Moisés vivió en total ochenta años de su vida en el desierto. Moisés es la figura que Dios uso para darnos esta lección de vida. Después también Dios escogió a todo un pueblo para enseñarnos estos principios.

Josué fue una persona que se distinguió por creerle a Dios. Todos conocemos su atrevimiento, estuvo a punto de ser apedreado por creerle a Dios. Aguantó cuarenta años sabiendo lo que Dios era capaz de hacer por obedecerle. Si bien Moisés es un gran ejemplo para nuestra vida para bien, Josué lo fue para enseñarnos a depender de las fuerzas de Dios desde un inicio. Josué entró a conquistar la tierra prometida, las primeras murallas que debieron caer cayeron por el poder de Dios y no la sabiduría de Josué. No cayeron por cumplir la ley, cayeron por obedecer a Dios. Cayeron por depender de Dios completamente.

Pasaron cuarenta años para que la gente de Israel se diera cuenta que solo con rodear las murallas durante siete días y al séptimo día siete veces, y al gritar fuerte las murallas caerían. ¡Las murallas de su mente y de su corazón también cayeron ese día!.

Bástate mi gracia…

Bástate mi gracia significa que su amor es suficiente, su gracia es suficiente, su misericordia es suficiente, su perdón, el es suficiente para mí y para cada uno. ¡En el estamos completos! Esta es la tierra prometida.

Escríbeme si estas recibiendo bendición.

Bendiciones.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

Su amor es suficiente

septiembre 2, 2012

 

Que quiere decir Dios cuando dice:

 

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 RVA60

 

Otra versión dice:

 

“Pero el Señor me ha dicho: «Mi amor es todo lo que necesitas; pues mi poder se muestra plenamente en la debilidad.» Así que prefiero gloriarme de ser débil, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 DHH

 

El vacio en todos nosotros:

 

Todos tenemos un vacio que necesitamos llenar, es decir para sentirnos completos necesitamos complementarlo con algo más en nuestra vida. Ese vacío se presenta de muchas maneras, mayormente por las cosas que traen una satisfacción aunque sea temporal. Esa satisfacción muchas veces es demasiado temporal y pasajera aunque dure varios años no nos satisface del todo. Aun la palabra misma, el conocimiento, las riquezas, las posesiones, las amistades, una persona, un sueño, la religión, etc. Dios en su diseño nos hizo con esa falta, con esa necesidad que debemos  satisfacer. Pareciera que Dios nos dejara probar tantas cosas en la vida para demostrarnos que es realmente a él a quien andamos buscando.

 

“Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos (dirección), sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día”. Deuteronomio 8:11-18

 

Dios sabe que en el corazón del hombre hay una tendencia a separarnos de él, a remplazarlo con algo que no es él. Ya sea con conocimiento, sea placer, sea posesiones, sea dinero, sean religiones, sean creencias. Dios sin embargo el quiere ocupar ese vacío de nuestro corazón.  Dios en su misericordia y amor le dio a la gente de Israel en el desierto una ley que cumplir, mas sin embargo el orgullo puede cambiar el sentido de las cosas. La ley o instrucción estaba destinada a que el hombre reflexionara sobre su condición delante de Dios, pero más que una ley era un conjunto de instrucciones para que le fuera bien al pueblo. Dios a través de esta ley nos dio parámetros para llegar a él, es decir el destino que llevaba la ley era encontrarlo él. Esta ley sin embargo no era perfecta para no depende de ella sino de Dios el dador de la ley (instrucción). Aunque la ley es santa, no reemplaza a Dios mismo. Estos parámetros o mandamientos por provenir de parte de Dios son santos y son especiales, nos acercan a Dios. Moisés solo llegó a los límites de tierra prometida con la ley (instrucción) como queriendo decir que estaba incompleta porque faltaba Cristo. Pero aun así todas las cosas que hagamos no son suficientes para llenar ese vacío del corazón del hombre. Esta porción de Deuteronomio dice que Dios trajo al hombre por el desierto para humillarlos, para probar que había en el corazón. (Esta verdad se cumple en nuestras vidas). Humillar quiere decir reconocer y en ningún momento es despreciar al hombre sino que reconozca quien es Dios.

 

El vacio es el desierto en el corazón:

 

El desierto significa el caminar en Dios para llenar una necesidad, esa búsqueda nos lleva a probar muchas cosas. En el desierto la gente se hizo de Dioses y se fabricó objetos de adoración (el hombre queriendo llenar ese vacío). En el desierto Dios te quiere enseñar que nada de lo que hagas podrá darte lo que Dios te puede dar. Dios le dio la ley a su pueblo mas sin embargo la ley no los metió a la tierra prometida. La ley fue dada inmediatamente después de salir de Egipto. Así que la ley los acompañó por sus cuarenta años en el desierto pero la ley no los metió a la tierra prometida. Sin embargo, Dios determinó el tiempo y la razón para entrar a la tierra prometida. Fue Dios y fue cuando él decidió esta es otra lección de vida.

 

Las pruebas del desierto nos hacen reconocer que no depende de nosotros y por más que intentemos de poner nuestra vida en nuestras propias manos nunca alcanzaremos a merecer la salvación o las bendiciones de Dios. Las pruebas del desierto son para evitar que podamos poseer la verdad de Dios con orgullo. El desierto es la preparación de Dios en tu vida para prepárate para poseer la tierra. Dios quiere evitar que creas que tu esfuerzo lo logro. Siempre habrá una debilidad que te lo recuerde que sin Dios no eres nadie. ¿Estas listo para recibir mas bendición?  Gózate porque después del desierto hay una bendición grande de parte de Dios una vez que dejas que tu orgullo muera.

 

“En el desierto la gente disfruto del maná, pero en el nuevo testamento Jesus enseñó con verdadero pan.”

 

Todas las ilustraciones de Jesús fueron con verdadero pan. Y ya para cumplir su propósito en la cruz, dijo yo soy el verdadero pan que descendió del cielo. Ese maná del desierto anunciaba el verdadero pan. Tomad comed este es mi cuerpo, soy yo el que cada mañana Dios declaraba en el desierto desde los cielos que iba a descender.

 

¡Cada mañana Dios mostró su misericordia anunciando el verdadero pan!.

 

En el desierto Dios te habla sin que le entiendas porque tu corazón esta endurecido todavía. Tú puedes ver el maná pero no alcanzas a entender la gran misericordia de Dios, el verdadero pan del cielo Jesucristo. Tú has decidido seguir tu camino pero él no te ha abandonado. En el desierto el provee del agua de la roca. Ese manantial que temporalmente quita la sed y Dios no te abandona para no desahuciarte. Jesus es la verdadera agua recuerdas lo que él dijo: “él tenga sed que venga a mí y beba”. “Yo le daré del agua de vida”.

 

 

 

Nada podrá saciar tu ser solo Jesús:

 

Nada podrá saciar tu ser, Dios en su infinito amor y misericordia permitirá que pruebes todo hasta darte cuenta que mas que necesitar una religión, riquezas, posesiones, placeres, conocimiento… más que todo eso, lo necesitas a él. ¡Su amor es suficiente!. Su amor es lo único que puede satisfacer tu corazón.

 

Entraras a la tierra prometida cuando te des cuenta que no hay nada que tengas para gloriarte, no hay nada que poseas para llevarte a la bendición. Es él, él es la bendición, a pesar de tu vacio y tu necesidad, él es el único que llenará ese vacío constante, se llama Jesucristo.

 

Moisés representa más que un personaje en la biblia es una etapa de tu vida y de la mía. Es la etapa que todos debemos cruzar, esa etapa representa lo que yo nunca lograre por mis esfuerzos. La ley no se dio dentro de la tierra prometida, se dio afuera de la tierra prometida. Dios nunca dijo la ley te meterá dentro de la tierra prometida, pero sí dijo: ‘’yo te meteré dentro de la tierra”.

 

Hay áreas de tu vida deben ser conquistadas, son áreas que no han sido doblegadas a Dios, tal vez hay cosas que han querido reemplazar a Dios. Tú lo sabes, nadie más lo sabe. ¿Entras a la tierra por la promesa o por cumplir los mandamientos?. Dios determinó un tiempo para meter a su pueblo a la tierra prometida (40 años), pero no fue el cumplimiento de la ley, en todo caso entró el que quiso entrar. Los que no quisieron se quedaron afuera porque les pareció mejor (Dos tribus y media). Es decir continuaron con su soberbia. Imagínate cuarenta años esperando conquistar la tierra prometida y algunos prefirieron quedarse afuera.

 

Dios nos lleva a los límites y nos muestra la tierra prometida, pero el Moisés que llevamos dentro no nos dejará entrar. ¡Ese Moisés debe morir!. Moisés si cumplió con la ley ¿Pero porque Dios no permitió que Moisés entrará a poseer la tierra?. Porque Dios nos estaba dando una lección de vida. Recuerda Moisés representa una etapa de tu vida y la mía.

 

Moisés a pesar de ser espiritual y seguir a Dios con humildad y mansedumbre ma que nadie en la tierra, Moisés representaba todo aquello que nos lleva a depender de nosotros mismos, esa característica siempre acompañó a Moisés. Ni su humildad y mansedumbre lo metieron a la tierra prometida porque en la tierra prometida no puede entrar el orgullo. Por eso Moisés se fatigó, por eso padeció, por eso regresó al desierto después de cuarenta años. Moisés vivió en total ochenta años de su vida en el desierto. Moisés es la figura que Dios uso para darnos esta lección de vida. Después también Dios escogió a todo un pueblo para enseñarnos estos principios.

 

Josué fue una persona que se distinguió por creerle a Dios. Todos conocemos su atrevimiento, estuvo a punto de ser apedreado por creerle a Dios. Aguantó cuarenta años sabiendo lo que Dios era capaz de hacer por obedecerle. Si bien Moisés es un gran ejemplo para nuestra vida para bien, Josué lo fue para enseñarnos a depender de las fuerzas de Dios desde un inicio. Josué entró a conquistar la tierra prometida, las primeras murallas que debieron caer cayeron por el poder de Dios y no la sabiduría de Josué. No cayeron por cumplir la ley, cayeron por obedecer a Dios. Cayeron por depender de Dios completamente.

 

Pasaron cuarenta años para que la gente de Israel se diera cuenta que solo con rodear las murallas durante siete días y al séptimo día siete veces, y al gritar fuerte las murallas caerían. ¡Las murallas de su mente y de su corazón también cayeron ese día!.

 

Bástate mi gracia…

 

Bástate mi gracia significa que su amor es suficiente, su gracia es suficiente, su misericordia es suficiente, su perdón, el es suficiente para mí y para cada uno. ¡En el estamos completos! Esta es la tierra prometida.

 

Escríbeme si estas recibiendo bendición.

Bendiciones.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

septiembre 2, 2012

Abdiel Salas Blog

 

Que quiere decir Dios cuando dice:

 

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 RVA60

 

Otra versión dice:

 

“Pero el Señor me ha dicho: «Mi amor es todo lo que necesitas; pues mi poder se muestra plenamente en la debilidad.» Así que prefiero gloriarme de ser débil, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 DHH

 

El vacio en todos nosotros:

 

Todos tenemos un vacio que necesitamos llenar, es decir para sentirnos completos necesitamos complementarlo con algo más en nuestra vida. Ese vacío se presenta de muchas maneras, mayormente por las cosas que traen una satisfacción aunque sea temporal. Esa satisfacción muchas veces es demasiado temporal y pasajera aunque…

Ver la entrada original 1.695 palabras más

Su amor es suficiente

septiembre 2, 2012

 

Que quiere decir Dios cuando dice:

 

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 RVA60

 

Otra versión dice:

 

“Pero el Señor me ha dicho: «Mi amor es todo lo que necesitas; pues mi poder se muestra plenamente en la debilidad.» Así que prefiero gloriarme de ser débil, para que repose sobre mí el poder de Cristo”. 2 Corintios 12:9 DHH

 

El vacio en todos nosotros:

 

Todos tenemos un vacio que necesitamos llenar, es decir para sentirnos completos necesitamos complementarlo con algo más en nuestra vida. Ese vacío se presenta de muchas maneras, mayormente por las cosas que traen una satisfacción aunque sea temporal. Esa satisfacción muchas veces es demasiado temporal y pasajera aunque dure varios años no nos satisface del todo. Aun la palabra misma, el conocimiento, las riquezas, las posesiones, las amistades, una persona, un sueño, la religión, etc. Dios en su diseño nos hizo con esa falta, con esa necesidad que debemos  satisfacer. Pareciera que Dios nos dejara probar tantas cosas en la vida para demostrarnos que es realmente a él a quien andamos buscando.

 

“Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos (dirección), sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy; no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites, y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente; y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien; y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza. Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día”. Deuteronomio 8:11-18

 

Dios sabe que en el corazón del hombre hay una tendencia a separarnos de él, a remplazarlo con algo que no es él. Ya sea con conocimiento, sea placer, sea posesiones, sea dinero, sean religiones, sean creencias. Dios sin embargo el quiere ocupar ese vacío de nuestro corazón.  Dios en su misericordia y amor le dio a la gente de Israel en el desierto una ley que cumplir, mas sin embargo el orgullo puede cambiar el sentido de las cosas. La ley o instrucción estaba destinada a que el hombre reflexionara sobre su condición delante de Dios, pero más que una ley era un conjunto de instrucciones para que le fuera bien al pueblo. Dios a través de esta ley nos dio parámetros para llegar a él, es decir el destino que llevaba la ley era encontrarlo él. Esta ley sin embargo no era perfecta para no depende de ella sino de Dios el dador de la ley (instrucción). Aunque la ley es santa, no reemplaza a Dios mismo. Estos parámetros o mandamientos por provenir de parte de Dios son santos y son especiales, nos acercan a Dios. Moisés solo llegó a los límites de tierra prometida con la ley (instrucción) como queriendo decir que estaba incompleta porque faltaba Cristo. Pero aun así todas las cosas que hagamos no son suficientes para llenar ese vacío del corazón del hombre. Esta porción de Deuteronomio dice que Dios trajo al hombre por el desierto para humillarlos, para probar que había en el corazón. (Esta verdad se cumple en nuestras vidas). Humillar quiere decir reconocer y en ningún momento es despreciar al hombre sino que reconozca quien es Dios.

 

El vacio es el desierto en el corazón:

 

El desierto significa el caminar en Dios para llenar una necesidad, esa búsqueda nos lleva a probar muchas cosas. En el desierto la gente se hizo de Dioses y se fabricó objetos de adoración (el hombre queriendo llenar ese vacío). En el desierto Dios te quiere enseñar que nada de lo que hagas podrá darte lo que Dios te puede dar. Dios le dio la ley a su pueblo mas sin embargo la ley no los metió a la tierra prometida. La ley fue dada inmediatamente después de salir de Egipto. Así que la ley los acompañó por sus cuarenta años en el desierto pero la ley no los metió a la tierra prometida. Sin embargo, Dios determinó el tiempo y la razón para entrar a la tierra prometida. Fue Dios y fue cuando él decidió esta es otra lección de vida.

 

Las pruebas del desierto nos hacen reconocer que no depende de nosotros y por más que intentemos de poner nuestra vida en nuestras propias manos nunca alcanzaremos a merecer la salvación o las bendiciones de Dios. Las pruebas del desierto son para evitar que podamos poseer la verdad de Dios con orgullo. El desierto es la preparación de Dios en tu vida para prepárate para poseer la tierra. Dios quiere evitar que creas que tu esfuerzo lo logro. Siempre habrá una debilidad que te lo recuerde que sin Dios no eres nadie. ¿Estas listo para recibir mas bendición?  Gózate porque después del desierto hay una bendición grande de parte de Dios una vez que dejas que tu orgullo muera.

 

“En el desierto la gente disfruto del maná, pero en el nuevo testamento Jesus enseñó con verdadero pan.”

 

Todas las ilustraciones de Jesús fueron con verdadero pan. Y ya para cumplir su propósito en la cruz, dijo yo soy el verdadero pan que descendió del cielo. Ese maná del desierto anunciaba el verdadero pan. Tomad comed este es mi cuerpo, soy yo el que cada mañana Dios declaraba en el desierto desde los cielos que iba a descender.

 

¡Cada mañana Dios mostró su misericordia anunciando el verdadero pan!.

 

En el desierto Dios te habla sin que le entiendas porque tu corazón esta endurecido todavía. Tú puedes ver el maná pero no alcanzas a entender la gran misericordia de Dios, el verdadero pan del cielo Jesucristo. Tú has decidido seguir tu camino pero él no te ha abandonado. En el desierto el provee del agua de la roca. Ese manantial que temporalmente quita la sed y Dios no te abandona para no desahuciarte. Jesus es la verdadera agua recuerdas lo que él dijo: “él tenga sed que venga a mí y beba”. “Yo le daré del agua de vida”.

 

 

 

Nada podrá saciar tu ser solo Jesús:

 

Nada podrá saciar tu ser, Dios en su infinito amor y misericordia permitirá que pruebes todo hasta darte cuenta que mas que necesitar una religión, riquezas, posesiones, placeres, conocimiento… más que todo eso, lo necesitas a él. ¡Su amor es suficiente!. Su amor es lo único que puede satisfacer tu corazón.

 

Entraras a la tierra prometida cuando te des cuenta que no hay nada que tengas para gloriarte, no hay nada que poseas para llevarte a la bendición. Es él, él es la bendición, a pesar de tu vacio y tu necesidad, él es el único que llenará ese vacío constante, se llama Jesucristo.

 

Moisés representa más que un personaje en la biblia es una etapa de tu vida y de la mía. Es la etapa que todos debemos cruzar, esa etapa representa lo que yo nunca lograre por mis esfuerzos. La ley no se dio dentro de la tierra prometida, se dio afuera de la tierra prometida. Dios nunca dijo la ley te meterá dentro de la tierra prometida, pero sí dijo: ‘’yo te meteré dentro de la tierra”.

 

Hay áreas de tu vida deben ser conquistadas, son áreas que no han sido doblegadas a Dios, tal vez hay cosas que han querido reemplazar a Dios. Tú lo sabes, nadie más lo sabe. ¿Entras a la tierra por la promesa o por cumplir los mandamientos?. Dios determinó un tiempo para meter a su pueblo a la tierra prometida (40 años), pero no fue el cumplimiento de la ley, en todo caso entró el que quiso entrar. Los que no quisieron se quedaron afuera porque les pareció mejor (Dos tribus y media). Es decir continuaron con su soberbia. Imagínate cuarenta años esperando conquistar la tierra prometida y algunos prefirieron quedarse afuera.

 

Dios nos lleva a los límites y nos muestra la tierra prometida, pero el Moisés que llevamos dentro no nos dejará entrar. ¡Ese Moisés debe morir!. Moisés si cumplió con la ley ¿Pero porque Dios no permitió que Moisés entrará a poseer la tierra?. Porque Dios nos estaba dando una lección de vida. Recuerda Moisés representa una etapa de tu vida y la mía.

 

Moisés a pesar de ser espiritual y seguir a Dios con humildad y mansedumbre ma que nadie en la tierra, Moisés representaba todo aquello que nos lleva a depender de nosotros mismos, esa característica siempre acompañó a Moisés. Ni su humildad y mansedumbre lo metieron a la tierra prometida porque en la tierra prometida no puede entrar el orgullo. Por eso Moisés se fatigó, por eso padeció, por eso regresó al desierto después de cuarenta años. Moisés vivió en total ochenta años de su vida en el desierto. Moisés es la figura que Dios uso para darnos esta lección de vida. Después también Dios escogió a todo un pueblo para enseñarnos estos principios.

 

Josué fue una persona que se distinguió por creerle a Dios. Todos conocemos su atrevimiento, estuvo a punto de ser apedreado por creerle a Dios. Aguantó cuarenta años sabiendo lo que Dios era capaz de hacer por obedecerle. Si bien Moisés es un gran ejemplo para nuestra vida para bien, Josué lo fue para enseñarnos a depender de las fuerzas de Dios desde un inicio. Josué entró a conquistar la tierra prometida, las primeras murallas que debieron caer cayeron por el poder de Dios y no la sabiduría de Josué. No cayeron por cumplir la ley, cayeron por obedecer a Dios. Cayeron por depender de Dios completamente.

 

Pasaron cuarenta años para que la gente de Israel se diera cuenta que solo con rodear las murallas durante siete días y al séptimo día siete veces, y al gritar fuerte las murallas caerían. ¡Las murallas de su mente y de su corazón también cayeron ese día!.

 

Bástate mi gracia…

 

Bástate mi gracia significa que su amor es suficiente, su gracia es suficiente, su misericordia es suficiente, su perdón, el es suficiente para mí y para cada uno. ¡En el estamos completos! Esta es la tierra prometida.

 

Escríbeme si estas recibiendo bendición.

Bendiciones.

 

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

 

Entra confiadamente

julio 14, 2012

Pues donde hay remisión de éstos (pecados), no hay más ofrenda por el pecado. (HEBREOS 10:18 RVR60)

Muchos cristianos nos perdemos de “Entrar confiadamente al trono de la Gracia”, queremos sentirnos aptos, y hasta que nos podamos sentir aptos, entonces nos acercamos a Dios.

No puede haber algo mas lejos del error que esta ensenanza, nos han hecho sentir y nos han ensenado que antes de acercarnos a Dios debemos limpiarnos de pecados, y hasta entonces podremos recibir el perdon y el amor de Dios.

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. (HEBREOS 4:16 RVR60)

Muchos predican “antes de alabar a Dios pide perdon”, “Ponte a cuentas con Dios para que acepte tu alabanza”. Obviamente los mundanos dicen “para que vas a la iglesia si eres un hipocrita”.

Mi biblia dice que vamos a la iglesia o nos acercamos a el en oracion, para encontar misericordia.

Yo te reto la proxima vez que te acerques a Dios en alabanza o adoracion, o que te acerques a una iglesia. No pidas perdon por tus pecados.

Si no aceracte y deja que Dios te hable, que sea el que te diga si tienes que pedir perdon o tienes que hacer algo.

Te vas a sorprender ya que Dios ya pago por tus pecados, el simplemente te va a aceptar y te va a dar de su amor.

La biblia dice que Jesus es el Sacerdote, sacerdote significa pontifice o contructor de puentes. Jesu es nuestro gran Sacerdote o “puente” entre el Padre celestial y nosotros. Pero esto no termina aqui, el ademas dice la palabra que entro al cielo con una ofrenda de Sangre, su propia Sangre en pago por nuestros pecados.

La biblia dice que ese unico pago fue suficiente y no hay necesidad de mas pagos.

Por lo tanto podemos entrar confiadamente hasta el mismo trono de la gracia. La gracia es el favor inmerecido o regalo de Dios sin nosotros haber ganado algo por nuestra cuenta.

Cuando Adan y Eva pecaron en el huerto del Eden ellos se escondieron de Dios, Dios no se escondio al contrario Dios los busco. La separacion que el hombre sufrio fue en su mente, en su conciencia y en su conocimiento. En cambio Dios proveyo de un sacrificio simbolizando lo que habria de suceder con Jesucristo el verdadero Cordero de Dios.

De la misma manera opera en nosotros la conciencia de pecados, muchos lideres Cristianos operan bajo esta mentalidad de condenacion y esclavitud. Aun asi opera la gracia de Dios, pero la mayor bendicion es cuando entiendes la verdadera razon del sacrificio de Cristo.

Cual es el problema de siempre estar pidiendo perdon a Dios por los pecados?

Primero estamos luchando en las fuerzas de la carne y la carne nunca puede vencer, Dios condeno el pecado en la carne y la carne nunca lo va a entender. Cuando aceptas la palabra de Dios estas obrando en el espiritu no haciendole caso a tu carne.

Cuando te acercas a Dios en esta actitud o espiritu, realmente recibes la gracia de Dios para vencer, pero es el Espiritu de Dios obrando en tu vida. No eres tu o tu carne asi la fuerza viene de Dios y estas viviendo en el poder de Dios y no en tus fuerzas.

La proxima vez “entra confiadamente” sin culpabilidad, sin condenacion, sin mentiras de la carne o del enemigo.

Disfruta de la gracia de Dios.

Bendiciones.

Abdiel Salas
abdielsalas@live.com

enlace a mi Blog